Consejos y utilidades

Aunque las ¾ partes de la superficie de la tierra están cubiertas de agua, solamente el uno por ciento, es útil para beber, e incluso con frecuencia precisa de tratamiento para hacerla totalmente inocua.

La Organización Mundial de la Salud, considera que el 80% de todas las enfermedades de los países en vías de desarrollo, están causadas por la ingestión de agua inadecuadamente tratada.

La gran ventaja que la Lejía ofrece con su utilización para la desinfección del agua de bebida, es su poder de desinfección residual que garantiza su potabilidad hasta el preciso momento de “salir por el grifo” (Normativa y valores recomendables).

Otra importante utilidad de la Lejía es el tratamiento del agua de piscinas tanto públicas como privadas. En ambos casos se han de cumplir prácticamente condiciones muy similares a las aplicables para el agua de bebida, si bien es cierto que en las piscinas públicas se debe de mantener una reserva de cloro activo más alta para responder con eficacia a una eventual afluencia masiva de bañistas y otros parámetros (Normativa y valores recomendables).

No debemos olvidar que durante más de 100 años la cloración de las aguas potables ha supuesto a nivel mundial una eficaz y permanente contribución en el desarrollo y mejora de la salud pública.

Asimismo para facilitarles la eliminación de gran parte de las manchas que se producen en todo tipo de superficies hemos elevorado es siguiente desplegable en el que podrá seleccionar el tipo de mancha sobre la desea información así como la superficie en la cual se encuentra. Nosotros le ofrecemos una solución concreta a cada uno de los casos.

 

Tipo de Mancha:
Seleccione Superficie: